Las vacaciones deberían ser utilizadas para descansar, para disfrutar de las aficiones o para relacionarse con los amigos. Estos días de descanso, en definitiva, sirven para cambiar y salir de rutina comunes y sirven para olvidar el trabajo o las horas de estudio por un tiempo.

Como padres trabajadores no nos gustaría que nuestro jefe nos de trabajo mientras estamos en vacaciones, si pensamos de esa manera ¿por qué se lo pedimos a los niños? ¿Sera por su bien? Si el estudiante se ha esforzado y ha conseguido lograr llegar a sus metas académicas, tiene bien merecidas unas buenas vacaciones.

Hacer concurrentes aprendizaje y descanso

La finalidad de la educación primaria, tal como la concibe la nueva currícula, es promover el desarrollo de la lectura, escritura y el pensamiento lógico divergente. En lo social se aconseja tomar en cuenta el empezar con orientaciones temáticas relacionadas con los proyectos socioproductivos, los cuales se generan en la comunidad y responden a las necesidades y problemáticas de la comunidad. Entre estas necesidades está el rescate de las lenguas, por ejemplo.

Pero, ¿hay una mejor manera de relacionamiento con los niños, que visitando lugares nuevos, planeando excursiones, o tal vez, coleccionando objetos...? El juego es una de las herramientas de aprendizaje más interesantes para el niño. Tomemos en cuenta que muchos de los juegos y juguetes que se venden hoy en día no son sólo lúdicos, también desarrollan la inteligencia y la creatividad, socializan y amplían la cultura.

En estas vacaciones finales, dejemos que nuestros hijos disfruten plenamente de sus vacaciones sin temer por sus conocimientos:

  • Aprovechemos el lugar donde estamos vacacionando para despertar en ellos algún interés. Por ejemplo: en el campo podemos hacer un herbario con hojas secas o si se viaja por carretera llevar un diario de viaje, para practicar la escritura, la observación y la síntesis.
  • Respetemos sus gustos. Padres de familia, tomen en cuenta que animar a sus hijos, no significa imponer. En estas vacaciones disfruten los hobbies de sus hijos y no impongan los suyos.
  • Tome muy en cuenta la organización del tiempo contando con la opinión de los hijos. Específicamente el tiempo a organizar es más de los hijos que de los padres, por tanto, es importante tomar en cuenta su punto de vista. Mucho más si ellos cumplieron académicamente y pasaron de curso con buenas notas. El consenso familiar es muy necesario en base a dialogo. Una vez nos tocara ceder y otras conquistar aliados, la idea es lograr que se realicen los planes.
  • No deje de lado la practica deportiva. El deporte es salud y eso no debe de olvidarse, mucho más en vacaciones. Los niños y jóvenes necesitan desarrollarse física y emocionalmente.
  • Las actividades divertidas son muy motivadoras y educativas. Estos son algunos juegos divertidos que podrían aconsejar “practicar” en vacaciones:

 

o    Actividades solitarias: ¿Qué tal si proponen a sus hijos hacer de “intrépido” reportero? ¿Qué temas sugerirías? Pues simple, el que ellos opten. Podría ser un personaje que les interese, la región que visitan y en la que pasan sus vacaciones, la propia familia, etc. Guíenlos y aconséjeles sacar fotografías, realizar entrevistas, recortar noticias de los periódico locales, que indaguen datos en alguna biblioteca y de esa manera reflejen resultados de sus investigaciones en su libreta de “intrépido” reportero.

Con esta actividad se potencia la creatividad, la reflexión, la organización, el lenguaje, la socialización, y la integración en el medio y la cultura.

o    Actividades grupales: Puede que sus hijos hayan formado grupos de amigos, los cuales de seguro, se aburren sin saber qué hacer. Podrían aconsejarles jugar “el juego del diccionario”. Parece aburrido pero no lo es. La idea es utilizar el diccionario voluntariamente y darle un uso divertido.

Uno de los integrantes del grupo busca un término que desconocen los demás en el diccionario y se lo transmite. Posteriormente,  cada uno por separado, escriben una posible definición en un papel.  Todos los papeles son mezclados y luego leídos en voz alta. La idea es votar por la definición que se crea correcta y quien acierta recibe puntos. Este juego muy instructivo ayuda a realizar un fortalecimiento del lenguaje, el aprendizaje de nuevos conceptos, potencia la creatividad y se entrena en el uso del diccionario.  

o    Actividades familiares: Sin dejar de lado la idea de que las vacaciones sirven para pasar más tiempo familiarmente. Los planes y programas familiares podrían ser varios, como: ir a la piscina, realizar excursiones o paseos, acampar, efectuar caminatas, preparar parrilladas, etc.

Pero, podríamos sugerirles un juego que desarrolla la lógica y amplía los conocimientos generales. Dicho juego puede ser utilizado al realizar los viajes de vacación. Se trata de que alguien del grupo piense previamente en algo: una planta, un automóvil, un personaje, un mineral, etc.) Como ejemplo, digamos que se elige la palabra “vicuña”, como siguiente paso se da comienzo al juego realizando la pregunta: “¿Animal, mineral o vegetal?, en ese momento el juego comienza.

La persona que pensó en la palabra “vicuña”, inmediatamente dirá “animal”. Posteriormente el grupo tendría que realizar consultas, las cuales serán respondidas con un sí o con un no. Si surge la pregunta ¿Tiene lana? Se responderá con un sí. En cambio, si se realizan consultas son como: ¿Es carnívoro o herbívoro?, no sirven para continuar el juego y se aclarará que se responderán preguntas sólo positivamente o negativamente. En el caso anterior, se respondería con un no, si la consulta sería ¿Es carnívoro? Las consultas fluirán hasta que alguien de con la incógnita.

 

Es aconsejable que al niño, niña o joven no se le deje sin tiempo libre. Al final, es importante que descanse y que realice actividades que a ellos les son divertidas. Tomen en cuenta que un espacio de tiempo bien aprovechado, es más eficaz que todo un día agobiándolo con que lea una novela o libro cualquiera, metido en su dormitorio. Seguramente su mente estará más en la calle con sus amigos, que en la trama del libro.

No seamos estrictos al planificar las vacaciones, seamos flexibles. Los horarios serán importantes, pero es mejor ceder en lo que se quiere realizar. Si surge un paseo entre amigos, hay que dejar que participen y no hagamos que la lectura no sea vista como un castigo. Al final si estudiaron bien o muy bien en el año, tienen bien ganadas sus vacaciones..

Respetemos sus gustos. Padres de familia, tomen en cuenta que animar a sus hijos, no significa imponer. En estas vacaciones disfruten los hobbies de sus hijos y no impongan los suyos.


Aprovechemos el lugar donde estamos vacacionando para despertar en ellos algún interés. Por ejemplo: en el campo podemos hacer un herbario con hojas secas o si se viaja por carretera llevar un diario de viaje, para practicar la escritura, la observación y la síntesis.


¿Hay una mejor manera de relacionamiento con los niños, que visitando lugares nuevos, planeando excursiones, o tal vez, coleccionando objetos...? El juego es una de las herramientas de aprendizaje más interesantes para el niño. Tomemos en cuenta que muchos de los juegos y juguetes que se venden hoy en día no son sólo lúdicos, también desarrollan la inteligencia y la creatividad, socializan y amplían la cultura.


educabolivia © 2013                 
Tuesday the 18th. Custom text here.