Efeméride que conmemora esta batalla que determinó la separación definitiva de Bolivia y Perú y que significó la consolidación como nación de nuestro país.

 

 

Ir al Calendario

El 18 de noviembre de 1841 en la localidad de Viacha, de la provincia Ingavi de la ciudad de La Paz en el territorio boliviano, se enfrentaron las tropas peruanas contra las bolivianas; a este encuentro se lo conoce como la Batalla de Ingavi. Las tropas bolivianas estaban al mando de José Ballivián y las peruanas, al mando de Agustín Gamarra; vencen las tropas bolivianas y muere el general Gamarra. El motivo del conflicto: la invasión de los peruanos a territorio boliviano luego de disuelta la Confederación Perú-boliviana; Perú quería que la unificación de los dos países se diera a como de lugar con la ventaja dirigida hacia la soberanía peruana.

“Gamarra, el sempiterno y el más irreductible acosador que tuvo Bolivia, preparó la segunda invasión a territorio boliviano que, según algunos estudios, fue estimulado por la misma persona de Ballivián. El ejército boliviano se concentró en Pucarani el 6 de octubre, y avanzó hasta Huarina, resuelto a batir al invasor; pero en vista de su inferioridad numérica, se acordó de su retira da hasta Sica Sica para fortalecerse con los contingentes del interior de la república.

El ejército peruano continuando su marcha ocupó la ciudad de La Paz, el 13 de octubre, para fortificarse en Viacha donde esperó el ataque de las fuerzas bolivianas. Ballivián tomó la defensiva y rompió la marcha dirigiéndose contra el enemigo el 13 de noviembre. Dispuso en orden de batalla su ejército el 17 de noviembre y pernoctó en Ingavi. El 18 de noviembre, el ejército peruano saludó al de Bolivia con un disparo de cañón que fue contestado por otro, iniciándose la batalla.

Cuando los dos ejércitos se encontraron a no más de 2000 pasos de distancia, Ballivián exhortó a sus soldados diciéndoles “Soldados, a los enemigos que tenéis en frente, pronto los veréis desaparecer como las nubes cuando las bate el viento”. El combate se generalizó en toda la línea, y el ímpetu del ataque de las tropas bolivianas venció a las peruanas en un enfrentamiento enconado. Gamarra dirigió personalmente su defensa. La artillería disparó permanentemente hasta que vieron caer al “generalísimo” Gamarra, herido de dos balas en medio de un montón de cadáveres, Los peruanos se entregaron a la fuga desconcertada.

La historiografía señala que fue la batalla que dio a Bolivia su total soberanía, pero, como veremos más adelante, sólo constituyó  una de las muchas invasiones  que sufrió durante el siglo XIX, impulsadas por la toma de territorio o por los intereses capitalistas que querían controlar sus sitios de explotación”. (Fuente: La Razón. Edición aniversario: 100 personajes de la República. P. 23)

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 

 

 

 

 


educabolivia © 2013                 
Tuesday the 18th. Custom text here.