Respecto del amor se han escrito miles de libros. Un texto más no está de más, por eso te recomendamos leer el siguiente artículo que creo te interesa: ¿Cuándo te enamoras de alguien buscas tener libertad total?

 

El Portal educabolivia entrevistó a Jenny Salas, psicóloga y especialista en Psicología infantil y del adolescente, para conversar sobre el primer amor en la adolescencia. El propósito de la entrevista, lograr que los padres de familia sobrelleven, respeten y por sobre todo entiendan la búsqueda de autonomía de los jóvenes.

La entrevista estuvo enmarcada en las primeras experiencias en cuanto a las relaciones amorosas. El rol de los padres en cuanto a la relación con el desarrollo de la sexualidad y las recomendaciones de respetar las decisiones de los jóvenes pero acompañándolos de muy cerca y evitar las expectativas como si se tratara de un amor de adultos.
 
Educabolivia: ¿Qué tiene de especial el "primer amor adolescente"? 
 
Jenny Salas (JS): Todo tiene que ver con el reconocimiento de nuevas emociones y sentimientos, característicos de la adolescencia. Una vez que llega el sentimiento o deseo autonómico al adolescente, llega en muchos casos el primer amor o sentimiento especial. Este amor puede ser soñado o sólo platónico o de encuentro pasional y en la generalidad de los casos implica al contacto físico.
 
Por otro lado, debemos aceptar tres aspectos fundamentales para pensar que existe amor en una pareja: la intimidad, la pasión y el compromiso. Es en el momento de la edad adolescente que estas tres características  van por  caminos totalmente diferentes. Es el compromiso, el más relegado, ya que se va desarrollando muy lentamente en el camino hacia la adultez. La pasión, de por sí peligrosa a esta edad, está en segundo plano. Pero la más rápidamente experimentada es la intimidad, mucho más cuando ocurre el tan mentado “primer beso” y el “primer amor”.
 
Educabolivia: ¿Qué diferencias encuentra entre el amor adolescente y el amor adulto?
 
(JS): Obviamente que en el sentimiento de amor de un adulto, existen mayor nivel de compromiso y de estabilidad. La pareja adulta tiene otros objetivos, los cuales son a más largo plazo.
 
No debe descartarse que algún adolescente tome decisiones maduras o adultas  respecto a la relación sentimental por la que esté pasando. Otros adolescentes tienen distintas relaciones, que a veces superponen, y piensan que no necesitan de un compromiso. En muchos casos los padres se inquietan cuando sus hijos van pasando de una relación a otra. Existen cuestionantes de cómo puede ser que consigan una relación estable. En conclusión, podríamos decir que estos primeros amores son de mayor idealización, y ya con los años se van convirtiendo en maduros y por supuesto más realistas.
 
Educabolivia: ¿Cuáles son  los consejos que daría a la familia para tratar “el primer amor”  de nuestros hijos?
(JS): Para empezar debemos aceptar, y hablo como madre de familia, que del primer amor de nuestros hijos nos enteramos muy tarde, de manera poco conveniente ya que en muchos casos no dialogamos de manera habitual con ellos. Puede que los hijos adolescentes no sean muy comunicativos a esa edad, y esta no debería ser un obstáculo para intentar implementar lazos comunicativos. Me parece que se debe forzar el diálogo abierto y honesto, y no mantener diálogos forzados e improductivos.
 
Es importante tener en cuenta que la comunicación verbal no es la única herramienta positiva con los hijos. Debemos hacer uso de otras formas de comunicación, como ejemplo: podemos compartir un juego o acompañarlos a alguna actividad deportiva.
 
Un consejo importante, los padres tenemos funciones importantes, las cuales son el monitoreo y el cuidado. Al vigilar el actuar de los comportamientos de nuestros hijos, tal vez encontremos señales que nos ayudaran a comprobar que el proceder de ellos no está cambiando. Pero puede que nos encontremos con estas señales perturbadoras: dejan de comer, no cumplen con sus deberes de colegio, cambian sus amistades, adquieren hábitos negativos, etc.
 
Muchas veces culpamos a amigos, como a novias o novios de nuestros hijos como causa de los problemas o cambios en ellos. También muchas veces tenemos las siguientes expresiones: "se comporta así por los malos amigos" o "por pensar en su novio ahora, tiene malas notas”, y al final la verdad es que hace ya varios años que el muchacho o muchacha ya tiene un comportamiento rebelde o en su caso obtiene bajas calificaciones.
 
Cuando una relación amorosa de nuestros hijos adolescentes no nos agrada como padres o sentimos que no les hace bien, ya sea porque se tornan muy absorbentes o dominantes y las consecuencias que nosotros vemos son negativas, pues no es nada maduro y adulto echarle la culpa a terceros.
 
Todo lo anterior nos indica que algo está pasando con nuestro hijo o hija y esto causa que necesite vincularse con otra persona. Si como padres entendemos lo anterior, podremos sobrellevar la situación, mucho más si manifiesta mucho apego al eventual novio o novia es posible que necesite una relación de mucho apego o mucha atención, pero de parte de la en familia. Al final, lo mejor es no oponerse y manejar la situación de manera que sirva para unir y para educar a los hijos.
 
Educabolivia: ¿Considera que ha ido cambiando el manejo de esta situación, según las diferentes épocas? ¿Cómo?
 
(JS): Estoy seguro que los sentimientos de amor son los mismos, ahora o antes. Y también estoy seguro, que los cambios se han dado en las formas de demostración de ese amor.  Las variaciones son más notorias en cuanto a los encuentros sexuales que pueden considerarse más fáciles. Los patrones familiares y culturales en cuanto a las relaciones sexuales, también han cambiado y muy notoriamente.
 
Obviamente que existen cambios o diferencias negativas o positivas. En nuestra sociedad, hoy en día muchos adolescentes consumen bebidas alcohólicas para sobrellevar o animarse a conseguir la primera relación sexual. No es bueno para ellos utilizar el alcohol u otras sustancias nocivas para desinhibirse, esa es una circunstancia extrema que debe ser vigilada y por supuesto resuelta a su debido tiempo. 
 
Por otro lado, los adolescentes buscan lucirse entre ellos respecto a quien es el más “activo” sexualmente. De la misma manera, ha cambiado el primer encuentro sexual. La educación sexual de los varones en tiempos pasados, se limitaba a que los padres lleven a los hijos a lenocinios, para la “primera experiencia” de los chicos. En nuestros tiempos, la mayoría de los adolescentes experimentan sus primeros encuentros con una amiga o novia.
 
Educabolivia: ¿Se podría decir que  hay un nexo entre el “desarrollo de la sexualidad” y el “primer amor”?
 
(JS): En ambos casos son experiencias que conllevan una búsqueda o un encuentro de sensaciones. Muchos autores les llaman experiencias de autoexploración como de heteroexploración.
 
Debido a las nuevas sensaciones corporales, ocasionadas por un amor ideal, serán autoexploraciones, en algunos casos serán acompañadas de prácticas masturbatorias, para luego aparecer prácticas heterosexuales. Entre los once y los doce años pueden presentarse situaciones de exploración corporal con amigos. Estas situaciones si no son controladas, pueden ocasionar reacciones psicológicas o sentimientos de culpabilidad que necesiten, incluso,  asistencia profesional.
 
Existen muchos casos, donde los chicos tienen mucho retraimiento. Tienen problemas de timidez y son reacios al contacto o al dialogo. En estos casos, a los padres no les preocupa la vida amorosa o sentimental de sus hijos. 
 
Educabolivia: ¿Algún mensaje final a los padres?  
 
(JS): Como padres deberíamos  estar contentos de que nuestros hijos tengan una experiencia amorosa. Todo porque lograrán experimentar y aprender de nuevas sensaciones. La mayoría de nosotros también pasamos, en un momento determinado por el “amor adolescente”, por lo tanto no debemos presionarlos hablándoles de estabilidad y de compromiso serio en lo que es “solo una experiencia amorosa adolescente”.

Crease o no, los padres aprendemos al ver a nuestros hijos contentos o sufriendo debido al primer amor que experimentan y no pueden manejar. Si nuestros hijos obtienen malas notas en el colegio, estoy seguro que estudiaremos con ellos o buscaremos soluciones a ese problema. Pero, en el caso de que sufran por amor, para los padres suele ser muy difícil sobrellevar o acompañar a nuestros hijos en esos especiales y trascendentales momentos donde ellos experimentan por primera vez el amor.

Una vez que llega el sentimiento o deseo autonómico al adolescente, llega en muchos casos el primer amor o sentimiento especial.


Para empezar debemos aceptar, y hablo como madre de familia, que del primer amor de nuestros hijos nos enteramos muy tarde, de manera poco conveniente ya que en muchos casos no dialogamos de manera habitual con ellos.


La mayoría de nosotros también pasamos, en un momento determinado por el “amor adolescente”, por lo tanto no debemos presionarlos hablándoles de estabilidad y de compromiso serio en lo que es “solo una experiencia amorosa adolescente”.


educabolivia © 2013                 
Friday the 13th. Custom text here.