Los cambios estructurales que se han iniciado en el marco del nuevo sistema educativo en el país implican la descolonización de la educación, para formar al nuevo ser social, al nuevo boliviano.

 

En nuestro país, el 12 de octubre es una fecha en la que se conmemora como el Día de la Descolonización; antes de hablar de este tema, es preciso entender algunos conceptos como colonialismo, colonialidad.

El colonialismo es la influencia o el dominio territorial, económico y cultural establecido durante largo tiempo sobre un pueblo extranjero que se ve sometido al país dominante. Es la usurpación de la soberanía de un pueblo por otro pueblo por medio de la dominación político-militar de su territorio y su población a través de la presencia de una administración colonial. Con el colonialismo un pueblo ejerce la dominación y explotación política, económica y cultural sobre otro pueblo. El colonialismo europeo moderno comenzó en el siglo XV con los viajes de los portugueses a lo largo de la costa oeste de África. Junto con los españoles, fueron los primeros en establecer sus colonias en ultramar, y se aferraron a ellas incluso después de que su fuerza imperialista se hubiera perdido.

La colonialidad se refiere a un patrón de poder que se inaugura con la expansión colonial europea a partir de 1492 y donde la idea de raza y la jerarquía etno-racial global atraviesa todas las relaciones sociales existentes tales como la sexualidad, género, conocimiento, clase, división internacional del trabajo, epistemología, espiritualidad, etc. y que sigue vigente aun cuando las administraciones coloniales fueron casi erradicadas del planeta. Por ejemplo, el patriarcado no se puede entender en su complejidad si no entendemos cómo la colonialidad del poder lo atraviesa y transforma.

Entonces, la descolonización es un proceso político mediante el cual una colonia se libera de su metrópolis y que con frecuencia involucra la violencia.

En el proceso actual que vive nuestro país, la descolonización debe referirse fundamentalmente a la igualdad de oportunidades, a la eliminación del racismo, de todo tipo de racismo, "borrar las diferencias de antes", es decir, hacer que las oportunidades laborales, económicas y políticas lleguen a todos y no solamente a un grupo de privilegiados; donde a la gente se mire por su capacidad, por sus méritos y conocimientos, indistintamente de su pertenencia étnica.

Y, por otro lado, se trata de "la concepción del mundo" ya que hasta ahora se reconoció como único y universal el conocimiento moderno y científico, sin tomar en cuenta los otros saberes, como el indígena por ejemplo.

Debemos entender que descolonizar no es retroceder hasta el origen, sino es comenzar a escribir la historia, corrigiendo elementos que han sido perjudiciales para que la sociedad pueda mirarse a sí misma de manera respetuosa

Es este contexto, en que se da la descolonización de la educación que implica rechazar las teorías y propuestas educativas ajenas a nuestra realidad, porque son producto de una imposición y adaptación que no logra recuperar todavía lo que somos.

Se piensa que la educación empieza y termina en la escuela, pero la escuela se convierte en el lugar de mayor colonización. Un ejemplo de ello es el uso de uniformes, que representan una herencia de la revolución industrial por los conglomerados que se habían creado; tiene que ver con horarios, reglas y filas. Por esa razón, la educación es la mayor expresión de la colonización.

Se establecen jerarquías discriminatorias como lo privado y lo público, lo escolarizado y lo alternativo, la educación hegemónica y escolar, y la plural y diversa. La gestión es de especialistas, “ellos nos enseñaron a hablar de diferente manera”.

Se requiere desarrollar una propuesta teórica y metodológica; para ese fin, hay que leer el contexto de manera integral. Teoría y metodología de la educación significan recuperar lo que somos, desarrollar la pedagogía del Estado Plurinacional y pensar lo que hacemos día a día. Estas acciones se convierten en nuestra experiencia y en nuestros saberes.

Por lo tanto, se deben fortalecer los saberes. Hay que releer las experiencias relevantes, hay que sistematizar las experiencias y conocimientos, no de formas sino de fondo. Tenemos que romper el mito de la educación como un sinónimo de la escuela. Si no hacemos todo eso, tampoco se podrá transformar la educación.

Los cambios estructurales que se han iniciado en el marco del nuevo sistema educativo en el país implican la descolonización de la educación, para formar al nuevo ser social,

Por lo dicho que la educación se convierte en el medio más importante para romper la colonialidad en sus diferentes aspectos que está impregnada en cada individuo, en la familia, en las organizaciones, instituciones educativas, eclesiásticas y otros de la sociedad boliviana. Para reconstruir y fortalecer la transformación del nuevo Estado, es necesario que la educación debe responder a la diversidad y complejidad de los diferentes pueblos existentes en el contexto nacional y al mismo tiempo que sean actores en la vida política y en el que hacer del país con todo los derechos y deberes como ciudadanos nacidos en este territorio que es Bolivia.

Algunas acciones que debemos emprender para encarar el proceso de descolonización:

  1. Recuperar las identidades étnicas y culturales, espirituales y la cosmovisión de los pueblos y naciones originarias.
  2. Recuperar la autoestima mediante la toma de conciencia y la reflexión sobre los valores y principios ancestrales, las formas de organización social, el aprovechamiento de los recursos naturales y las formas de educación originaria para una mejor formación de recursos humanos vinculados al proceso de descolonización. ¿Cómo recuperar la autoestima? Se trata de encontrarse consigo mismo, es decir, encontrarse con su autovaloración como sujeto de descolonización. En otros términos, con su pertenencia cultural y memoria histórica.
  3. Recuperar los saberes y conocimientos, la lengua, la etnohistoria, la tradición y la historia oral de los pueblos originarios significa valorar sus aportes para la mejor comprensión de la dignidad de la naturaleza del hombre.
  4. Luchar contra el racismo, la discriminación y todas las formas de sumisión y subordinación mediante mecanismos políticos, jurídicos y legislativos.
  5. Enfrentar todas las formas de exclusión social, cultural y económica, lo cual implica luchar por los derechos civiles y políticos de todos, hombres y mujeres, que buscan la igualdad y la justicia

 

Descolonizaciòn desde el Estado Plurinacional de Bolviia.


Debemos entender que descolonizar no es retroceder hasta el orìgen, sino es comenzar a escribir la historia, corrigiendo elementos que ha sido perjudiciales para que la sociedad pueda mirarse a si misma de manera respetuosa.


 


educabolivia © 2013                 
Friday the 22nd. Custom text here.