Ir al Calendario

El calendario gregoriano es un calendario originario de Europa, actualmente utilizado de manera oficial en casi todo el mundo. Así denominado por ser su promotor el Papa Gregorio XIII, vino a sustituir en 1582 al calendario juliano, utilizado desde que Julio César lo instaurara en el año 46 a. C.1 El Papa promulgó el uso de este calendario por medio de la bula Inter Gravissimas.

El calendario Gregoriano es llamado también calendario cristiano, ya que emplea el nacimiento de Cristo como único punto de referencia. Las fechas de la era cristiana son designadas a menudo con las abreviaturas d.C. y a.C.

El calendario Gregoriano se adaptó lentamente en toda Europa, y hoy en día se encuentra vigente en casi todo el mundo occidental y en algunas partes de Asia. La unión soviética adopta el calendario Gregoriano en el año 1918, y Grecia lo adopta en el año 1923 a causa de motivos administrativos, aunque muchos países de religión cristiana conservan el calendario juliano para sus celebraciones.

El calendario gregoriano adelanta cerca de 1/2 minuto cada año (aprox. 26 s c/año), lo que significa que se requiere el ajuste de un día cada 3300 años. Esta diferencia procede del hecho de que la traslación de la Tierra alrededor del Sol no coincide con una cantidad exacta de días de rotación de la Tierra alrededor de su eje. Cuando el centro de la Tierra ha recorrido una vuelta completa en torno al Sol y ha regresado a la misma «posición relativa» en que se encontraba el año anterior, se han completado 365 días y un poco menos de un cuarto de día (0,242189074 para ser más exactos). Para hacer coincidir el año con un número entero de días se requieren ajustes periódicos cada cierta cantidad de años. De la regla general del bisiesto cada cuatro años, se exceptuaban los años múltiplos de 100, excepción que a su vez tenía otra excepción, la de los años múltiplos de 400, que sí eran bisiestos. La nueva norma de los años bisiestos se formuló del siguiente modo: la duración básica del año es de 365 días; pero serán bisiestos (es decir tendrán 366 días) aquellos años cuyas dos últimas cifras son divisibles por 4, exceptuando los múltiplos de 100 (1700, 1800, 1900...), de los que se exceptúan a su vez aquellos que también sean divisibles por 400 (1600, 2000, 2400...). El calendario gregoriano ajusta a 365,2425 días la duración del año, lo que deja una diferencia de 0,000300926 días o 26 segundos al año de error. Este error se acumula hasta llegar a un día cada 3300 años.

 

 
 
 
 

 

Recursos relacionados:                           


 

 

 

 


educabolivia © 2013                 
Saturday the 23rd. Custom text here.