×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 1

 Imprimir 

La primera proyección pública de cine, en 1895, asustó a los espectadores, porque creyeron que el tren se les iba a venir encima. Ése fue el inicio de la gran industria del cine que nació gracias a la creatividad y habilidad de los hermanos Auguste y Louis Lumière. En nuestro país, la industria cinematográfica tiene una gran trayectoria de talento y capacidad. Te invitamos a conocer sobre los primeros pasos del cine y de su desarrollo posterior en Bolivia

El cine es un de los grandes entretenimientos de nuestros tiempos. Este arte contemporáneo nació formalmente en diciembre de 1895, a manos de los hermanos Auguste y Louis Lumière, quienes proyectaron sus primeros filmes en el Salon Indien de Paris. La proyección del primer film, “La llegada de un tren a la estación de Ciotat”, causó furor. De allí en adelante, el arte fue perfeccionándose hasta lo que conocemos ahora como el séptimo arte.

Los inicios y el cinetoscopio
Los hermanos Lumière se inspiraron en las actividades de su padre Antoine, que fue  pintor y fotógrafo y se instaló en Lyon con un estudio fotográfico en el año 1870. El más joven de los Lumière, Louis, puso a punto una placa seca (para el proceso de fotografía instantánea) con el nombre de Etiquette bleue (Etiqueta azul) que aseguró su fama y la comodidad financiera para la empresa familiar.

En el otoño de 1894, Antoine Lumière pidió a sus hijos Louis y Auguste profundizar el tema de las imágenes animadas de Thomas Edison. El inventor de origen estadounidense había creado, en 1891, el cinetoscopio, que es una caja que contenía una serie de bobinas que permitían ver una película individualmente, o sea, dentro de la caja. El ayudante de Edison, William Dickson, le sugirió proyectar las imágenes en una pantalla externa, pero el inventor no creyó que a la gente le interesaría. Estaba equivocado. Con el tiempo, cuando se abrió la primera sala de cinetoscopio en Nueva York la cola de gente para entrar y ver la proyección alcanzaba a dar vuelta la cuadra. 

Volvamos a los hermanos Lumière. Entusiasmados por su padre, se abocaron a su trabajo y lograron fabricar el “cinematógrafo Lumière”, que era una máquina que podía ser transportada con facilidad y que permitía la reproducción y grabación de películas en formato documental, es decir, filmando imágenes de la vida cotidiana.

Películas breves
A pesar de que tradicionalmente se considera a ambos hermanos como los inventores del cinematógrafo, fue Louis quien lo desarrolló. A pesar de que el equipo ya estaba funcionando a comienzos de 1895, esperaron hasta fin de año para el debut público. En marzo de ese año mostraron "La sortier des usines" (la salida de la fábrica) durante una reunión industrial francesa. En junio dieron una demostración ante una convención de fotógrafos, a quienes filmaron a su llegada y al día siguiente, pudieron verse a sí mismos desembarcando.

Mientras los Lumiére hacían estas demostraciones cerradas, encargaron la producción de 25 cinematógrafos al ingeniero Jules Carpentier. Durante este tiempo se filmaron varias decenas de películas de un minuto de duración con la única cámara existente. Estas películas eran pequeñas secuencias de la vida francesa: un hombre cortando leña y vendiéndola en la calle, el trabajo de un herrero, demolición de una pared, una carrera de sacos de papa en el picnic de los empleados Lumiére.

El atropello del tren
La primera presentación pública se produjo el 28 de diciembre de 1895 en el Salón Indien del Grand Café de Paris. Se mostraron alrededor de 10 películas y la más importante es la que mencionamos anteriormente (L'Arrive d'un Train en Gare o la llegada de un tren a la estación de Ciotat). El efecto de la llegada de la locomotora causó pánico entre los espectadores, ya que parecía que la máquina iba a salirse de la pantalla y atropellar a la audiencia. Por lo menos, ése es el mito.  Esta exhibición y el gusto del público por ella, dieron comienzo a más investigaciones y grabaciones que terminaron por poner las bases de los que es el cine de hoy.

El cine en Bolivia
El cinematógrafo de los hermanos Lumière se paseó por varias capitales americanas antes de llegar a Bolivia, en 1897. El Teatro Municipal de La Paz fue el escenario de las primeras proyecciones y donde se proyectaron muchas películas de la era silente.

La historia del cine nacional, como la del cine en general tiene dos etapas: La época del cine mudo y la etapa del cine sonoro. A lo largo de los años ha evolucionado, y cuyo desarrollo se ha fundado más en el talento que en los recursos técnicos y financieros.

Con la fundación del Instituto Cinematográfico Nacional, en 1953, se inició una nueva y definitiva etapa en el cine boliviano. Los cineastas más importantes de la época con Jorge Ruiz, Oscar Soria y Augusto Roca y la obra fundamental del periodo es “Vuelve Sebastiana”, un documental de Ruiz sobre la vida de los chipayas que ha ganado varios premios internacionales.

¿Te gustaria conocer más de la historia del cine boliviano? Haz un clic en este vínculo y ampliarás tus conocimientos del cine nacional. Además, te llevamos también de paseo por  tres importantes producciones nacionales recientes: ¿Quién mató a la llamita blanca?, del cineasta cruceño Rodrigo Bellot, Los Andes no Creen en Dios, del conocido director Antonio Eguino y Evo Pueblo, del director orureño Tonchi Antezana.  ¡Adelante!

 Los hermanos Auguste (nacido en 1862) y Louis (nacido en 1864) fueron muy importantes para el desarrollo de la historia del cine.
Esta es la imagen de una de las primeras películas: la salida de la fábrica.
El documental "Vuelve Sebastiana", filmado en 1953 por el cineasta Jorge Ruiz marcó un hito en la historia del cine boliviano.