Imprimir 

Terminas el colegio y surge la pregunta: ¿continuar los estudios universitarios o buscar trabajo?. De la decisión de continuar estudiando, depende el futuro y posición de nuestras vidas. Lee este artículo y conocerás algunos criterios de por qué debes lograr  na carrera universitaria.

 

Despues de la graduación del colegio te llega la pregunta: ¿continúas tus estudios universitarios? ¿Empiezas a trabajar?. Cuantos no piensan que pasar 12 o más años en escuela o colegio han sido demasiado o suficiente aprendizaje y lo que se desea es “liberarse del estudio”. Tengan en cuenta que de esta decisión dependerá el resto de sus vidas. ¿Debes o no ir a la Universidad? ¿Debes o no proseguir estudios después de salir bachiller?

Tengan en cuenta primero lo positivo. Ir a la universidad o proseguir estudios después del colegio es una inversión y no es un gasto. Consideren este ingreso a estudios superiores como un depósito en una cuenta de ahorros o como la compra de bonos que posteriormente te retribuirá buenos intereses. Si tienes una carrera universitaria, muy probablemente accederás a un trabajo que te retribuirá mucho más económicamente, mientras que si no tuvieses esa educación jamás podrás acceder a mejores pagos por tu trabajo.

¿Buscas nuevas amistades? Pues cuando vas a la universidad tendrás la oportunidad de conocer muchos amigos y gente que tiene las mismas aspiraciones de cambiar el mundo que tú. Esa es una red social natural y es la más importante de todas. En esta red convives y percibes reacciones y sentimientos, que no se pueden lograr sentir con las redes virtuales. Tengan en cuenta que hay muchas anécdotas de cómo se han formado grandes asociaciones y empresas gracias a la formación de amistades y grupos de estudio desde la universidad.

La vida universitaria implica vivir durante un tiempo con bajos presupuestos. De manera adicional, los estudiantes universitarios o de institutos técnicos, que siguen una carrera durante 3, 4 ó 5 años sufren determinados niveles de estrés por la sobrecarga de materias por vencer semestral o anualmente, pero cumplidos los objetivos y las metas y por supuesto las graduaciones, las satisfacciones son impagables. La labor cumplida es el mejor resumen de lo que uno siente, junto a un gran sentimiento de felicidad.

Y qué se puede argumentar para no ir a la Universidad o Instituto técnico. Puede que agarres como ejemplo que algunos de los empresarios más exitosos del planeta no fueron o dejaron a medias los estudios universitarios. Lo que si les podemos decir es que tengan planes serios y claros respecto de lo que se quiere lograr o hacer. Tomen las oportunidades anticipando un buen análisis, si es posible junto a buenos consejos. A veces, solo a veces, implica que uno tenga que postergar o dejar de lado los estudios para lograr objetivos sanos y realistas.

Ten en cuenta que la constancia es primordial para terminar los estudios universitarios o técnicos. Si no hay constancia, no hay metas logradas. Si quieres ver o sentir los beneficios de ser profesional universitario, solo lo podrás hacer si terminas esos estudios y logras graduarte. Sabemos que ya escuchaste esta frase: los estudios nunca son un desperdicio. La inversión económica que hagas por conseguir una carrera universitaria o técnica no tendrá ningún valor sino la corroboras con un título que demuestre los conocimientos que tienes respecto un determinado campo o ciencia.

Ya lo mencionamos, no solo está la universidad, existen también los institutos técnicos. Les aseguramos que en este mundo y en su requerimiento laboral, se necesitan muchos más técnicos que profesionales. Está garantizado el trabajo para los que culminaron carreras técnicas y profesiones que tienen que ver con prestación de servicios.

Ahora que estas a punto de graduarte del colegio y no sabes qué decisiones tomar respecto de tu futuro, debes tomar en cuenta que lo más importante y primordial es que tengas un plan claro y seguro. Aunque en esa decisión este que no deseas salir profesional. Si estás muy inseguro y dubitativo, sigue tu instinto pero con alto grado de madures, al final es tu futuro que está en juego y de la decisión que tomes se jugará tu destino..

Ir a la universidad o proseguir estudios después del colegio es una inversión y no es un gasto. Consideren este ingreso a estudios superiores como un depósito en una cuenta de ahorros o como la compra de bonos que posteriormente te retribuirá buenos intereses.


Se acerca la graduación del colegio y te llega la pregunta: ¿continúas tus estudios universitarios? ¿Empiezas a trabajar? Lo fácil sería trabajar y no estudiar. Cuantos no piensan que pasar 12 o más años en escuela o colegio han sido demasiado o suficiente aprendizaje y lo que se desea es “liberarse del estudio”. 


Les aseguramos que en este mundo y en su requerimiento laboral, se necesitan muchos más técnicos que profesionales. Está garantizado el trabajo para los que culminaron carreras técnicas y profesiones que tienen que ver con prestación de servicios.