Efeméride que hace referencia al principal empresario gomero del siglo XIX.s.

 

 

Ir al Calendario

El 10 de septiembre de 1851, en Portachuelo, un pueblo del norte cruceño, nacía Nicolás Suárez Callaú, un hombre decisivo en el devenir de la amazonía boliviana.

Suarez hizo un viaje histórico con Edwin Heath aguas abajo del Río Beni, con lo que pudo comprobar su confluencia con el Río Mamoré. Allí fijó su residencia: Cachuela Esperanza, en el departamento del Beni, que la convirtió en un verdadero enclave de modernidad al dotarla con adelantos como el telégrafo, la electricidad, el agua potable, un ferrocarril y un moderno hospital con rayos X.
Llegó a ser un magnate de la goma (caucho) en Bolivia durante la Fiebre del Caucho en la primeras décadas del siglo XX, la empresa que dirigía (Casa Suarez) llegó a controlar casi toda la producción de Caucho en Bolivia, monopolizó la comercialización del mismo, llegando a cubrir el 60% de la demanda mundial.
En su reducto Cachuela Esperanza, sobre el Río Beni, entre Riberalta y Guayaramerín, trabajaban cerca de 2.000 empleados controlando a miles de recolectores de caucho también llamados "Siringueros" desplegados en más de 150.000 km2 del norte, noreste y centro amazónico boliviano.
Con su propio dinero costeó gran parte de la Guerra del Acre y fueron los empleados de la Casa Suárez los que en acción bélica, contribuyeron a las victorias bolivianas en la contienda. Personalmente comandó la Columna Porvenir, que rescató Bahía (ahora Cobija) de poder de los brasileños.
La Primera Guerra Mundial y el colapso en los precios de la goma en el mercado internacional, originado por la fuerte competencia de Malasia y otros países asiáticos, determinan una lenta pero irreversible decadencia de la Casa Suárez y de su enclave en Cachuela Esperanza. En 1930, Nicolás Suárez introduce tecnología para el procesamiento de la castaña en el país e inicia la exportación de ésta, configurando lo que sería la principal actividad industrial del noroeste amazónico hasta nuestros días. Cuando estalla la guerra del Chaco, la fuerza laboral que vivía en Cachuela Esperanza es enviada al frente de guerra. La muerte de Nicolás Suárez en 1940 y los posteriores conflictos familiares por la herencia del gran industrial, determinan la declinación definitiva de esta ciudadela extraordinaria y la economía de la goma.
A partir de 1990, la ciudadela vuelve a poblarse y muchas familias usan las viejas barracas para establecer sus hogares. La comunidad de Cachuela Esperanza se sostiene actualmente con la recolección de la castaña, la agricultura en escala familiar, la caza y esencialmente la pesca. Autoridades de Riberalta, Guayaramerín y otras poblaciones del Beni, gestionan la recuperación de los archivos históricos de esta empresa. Igualmente autoridades y personas relacionadas a la actividad cultural, buscan financiamiento para la recuperación definitiva de este patrimonio cultural, con la finalidad de mejorar las condiciones de acceso y recepción de turistas en un futuro cercano.

 

 
 
 
 

 

Recursos relacionados:                           

 

 


educabolivia © 2013                 
Sunday the 24th. Custom text here.