El presente artículo muestra la importancia de la educación  en hábitos alimenticios, que niñas y niños aprendan a comer de manera saludable y nutritiva,  lo cual contribuirá de manera determinante en el desarrollo integral como personas.

 

Desde la perspectiva del vivir bien, en armonía con la naturaleza, se detectan problemas en el desarrollo biológico y cognitivo.

Existen factores de riesgo asociados al bajo nivel de consumo de alimentos naturales y saludables, lo que influye en el rendimiento escolar, por lo que los fundamentos del vivir bien deben ser aplicados para que los estudiantes aprendan a vivir en comunidad y en complementariedad.

Es fundamental que los estudiantes aprendan a desarrollar hábitos, comenzando el trabajo en casa, paralelamente con la escuela, dándole el espacio para enseñarles a hacerlo, porque si los maestros dan el ejemplo los niños aprenden y los padres de familia apoyarán.

Se debe priorizar el consumo de alimentos naturales y saludables, en coordinación entre el Director de la Unidad Educativa, profesores y el Consejo Educativo Social Comunitario, como un proyecto de la unidad educativa, realizando un recreo saludable un día a la semana, concientizando a los estudiantes a que consuman frutas naturales, a través de pancartas y mini ferias de frutas y derivados en los que el estudiante vende (ensalada de frutas y otros).

La fruta es muy diversa y tiene un elevado nivel de nutrientes, altamente benéficas para la salud. Una ración diaria de 3 a 4 frutas, aportan naturalmente los requerimientos diarios de vitamina C.

Las frutas son alimentos con propiedades hasta curativas que pueden ayudarnos en la fase preventiva y la de tratamiento de ciertas dolencias. Es fundamental hacer conocer esos aspectos para variar la alimentación en función de la salud de nuestros estudiantes en las diferentes regiones del país.

Estas actividades prácticas y comunitarias en las unidades educativas, son de mucha importancia pues también concientizamos a que formar hábitos de alimentación para el diario vivir.

Actualmente existe mucha oferta de alimentos chatarra que se expenden en el recreo sin control. Las actividades del recreo saludable en unidades educativas deben concientizar al niño a consumir alimentos naturales que le traen muchos beneficios y ayudan en su desarrollo y funcionamiento corporal.

 

Autor: Prof. N. David Condori Coarite

Las frutas son alimentos con propiedades hasta curativas que pueden ayudarnos en la fase preventiva y la de tratamiento de ciertas dolencias.s.


Se debe priorizar el consumo de alimentos naturales y saludables, en coordinación entre el Director de la Unidad Educativa, profesores y el Consejo Educativo Social Comunitario.


educabolivia © 2013                 
Monday the 11th. Custom text here.