Este mes de diciembre, desde la China continental, un satélite de comunicaciones será lanzado para que orbite nuestro planeta con el nombre de “Túpac Katari”, adelanto científico y tecnológico propiedad de los bolivianos.

 

El lanzamiento del satélite Túpac Katari, constituye un hito importantísimo para nuestra historia, potenciará nuestra autoestima y quedará marcado en el imaginario colectivo de los bolivianos y de varias generaciones.El primer proyecto espacial del país tiene muchas connotaciones, ya que demuestra que los bolivianos somos capaces de llevar adelante grandes proyectos, con la participación de profesionales bolivianos, los cuales son tan buenos como los de cualquier otro país del mundo.

Un total de 78 ingenieros bolivianos han viajado a China para especializarse en la operación del satélite. La estación terrena de control principal se encuentra en Amachuma en El Alto, departamento de La Paz;  y la de reserva en La Guardia, departamento de Santa Cruz.

Desde el ámbito estrictamente educativo se espera que sea la base desde la cual se desprenda la luz del conocimiento, se mejore la interconexión comunicacional y se logre cerrar la brecha digital en relación con los sitios más alejados del país.

Pero, ¿Qué es un satélite? ¿Qué clases de satélites existen? ¿Qué aplicaciones se le puede dar a un satélite? ¿Qué características tiene nuestro satélite Túpac Katari? ¿Para qué usaremos nuestro satélite? Estas, entre otras interrogantes, son las que se absolverán en éste artículo, con el propósito de entregar a la comunidad educativa conceptos básicos en torno a nuestro primer satélite en órbita.

De hecho, el lanzamiento del satélite Túpac Katari, constituye un hito importantísimo para nuestra historia, potenciará nuestra autoestima y quedará marcado en el imaginario colectivo de los bolivianos y de varias generaciones.

El primer proyecto espacial del país tiene muchas connotaciones, ya que demuestra que los bolivianos somos capaces de llevar adelante grandes proyectos, con la participación de profesionales bolivianos, los cuales son tan buenos como los de cualquier otro país del mundo.

Al estar en órbita nuestro satélite a partir del 20 de diciembre, seremos el quinto país en Latinoamérica en poner en servicio un satélite propio de telecomunicaciones, después de Brasil, México, Argentina y Venezuela. Lo que es un hecho es que con nuestro satélite tendremos comunicaciones en cada metro cuadrado de nuestro territorio, lo cual augura un futuro brillante para los estudiantes bolivianos, mucho más a los que sigan carreras en ciencia y tecnología.

¿Qué es un satélite?

Existe un proyecto con la Empresa ENTEL y el Viceministerio de Telecomunicaciones se va a instalar en dos años 2500 telecentros. Consiste en que se va a dar a los centros educativos donde no existe ningún tipo de comunicación del país.

Para absolver ciertas dudas, recurrimos a Antonio Torrico, Ingeniero de Aplicaciones de la Agencia Boliviana Espacial, la cual está encargada de todo lo que concierne a nuestro satélite. Respecto a la consulta de qué es un satélite, nos dice: “se llaman satélites a los cuerpos pequeños que giran u orbitan en torno a cuerpos mucho más grandes que se llaman planetas, los cuales a su vez orbitan a soles o estrellas”.

“Desde mediados del siglo pasado, cuando la ex Unión Soviética lanzó el primero de ellos, existen también satélites artificiales, estas máquinas son naves espaciales que giran en torno a nuestro planeta a diferentes alturas y llevan a bordo diferentes tipos de instrumentos. Los satélites artificiales son puestos en órbita por medio de cohetes”, nos amplía el Ingeniero Torrico.

Los satélites artificiales no caen a la tierra, porque la fuerza de la gravedad terrestre se contrarresta con la fuerza centrífuga generada por su rotación. La velocidad de rotación necesaria para que esto ocurra depende de la altura de la órbita, para alturas bajas la velocidad debe ser mayor que  para las órbitas altas, porque la fuerza de gravedad terrestre disminuye con la distancia.

¿Existen tipos o clases de satélites artificiales?

Según Antonio Torrico existen satélites artificiales de una gran gama de tamaños, que orbitan a diversas alturas y que se usan para diferentes aplicaciones, lo importante está en “la manera más práctica de clasificarlos es por la altura de su órbita, factor que también determina su aplicación”.

“Empecemos por los más cercanos a la tierra, los de orbita más baja están ubicados en órbitas menores a los 2000 km de altura, tienen velocidades altas de rotación por lo que solo son visibles por decenas de minutos desde un punto cualquiera en la superficie de la tierra. La carga útil que llevan a bordo son cámaras, radares, espectrógrafos y otros instrumentos científicos para observación de la tierra y de su superficie”, nos explica Torrico.

Prosiguiendo con la ilustración, nos dice: “un poco más arriba están los satélites artificiales de órbita media situados en órbitas superiores a los 2000 Km. pero inferiores a los 36000 Km, como estos satélites ya no están cerca de la tierra, ya no se usan para observarla, la aplicación típica de estos satélites es el sistema de posicionamiento global (GPS en inglés) que consiste de 32 satélites en órbitas de 23000 Km de altura que mandan constantemente señales a la tierra en base a las cuales los receptores en tierra pueden triangular la posición del receptor”.

Y por último, están “los satélites geoestacionarios que orbitan la tierra a 36000 Km. de altura (6 veces el diámetro terrestre) en el plano del Ecuador; exactamente a esta altura, la velocidad de rotación necesaria para generar una fuerza centrífuga igual a la atracción terrestre a esa altura, es precisamente la velocidad de rotación terrestre. Esto significa que estos satélites parecen fijos en un punto del cielo cuando se observan desde la tierra; gracias a esta propiedad estos satélites son  muy útiles para telecomunicaciones porque las antenas parabólicas en tierra pueden apuntarse una sola vez  a tiempo de su instalación y no requieren de costosos sistemas de seguimiento automático. Casi todos los satélites de esta órbita se usan para telecomunicaciones (televisión, telefonía, Internet, datos, etc.) y su carga útil consiste de antenas y repetidores de microondas. El satélite Túpac Katari es un satélite de este tipo”.

Nuestro satélite Túpac Katari

El Satélite Túpac Katari es un satélite geoestacionario de telecomunicaciones, que se ubicará en una órbita geoestacionaria, sobre el plano del Ecuador terrestre, a 87.2° de longitud oeste y a 36000 Km. de altura sobre la superficie de la Tierra, muy aproximadamente sobre las Islas Galápagos en el Océano Pacífico.

Las dimensiones del satélite son aproximadamente las siguientes: cuerpo del satélite, paralelepípedo de base cuadrada de 2.2 metros y  3.6 metros de altura, con los paneles solares desplegados, la  envergadura  del  satélite es de 28 metros. El  peso del satélite será de 5.5 toneladas.

¿Cómo controlaremos nuestro satélite?

Como nadie viaja a bordo del satélite, este tendrá que ser conducido a control remoto durante los 15 años de duración de su misión; a este efecto se han construido dos estaciones terrenas de control: una principal y otra de reserva. La estación de reserva controlará el satélite siempre que la estación principal no lo pueda hacer por cualquier razón; tener dos estaciones para controlar el satélite es una protección necesaria que garantizará que el satélite esté siempre atendido.

Un total de 78 ingenieros bolivianos han viajado a China para especializarse en la operación del satélite y para diseñar los futuros satélites bolivianos, estos profesionales formarán en el país a las nuevas generaciones de científicos y técnicos que requerirá la industria espacial nacional. La estación terrena de control principal se encuentra en Amachuma en El Alto, departamento de La Paz;  y la de reserva en La Guardia, departamento de Santa Cruz.

¿Para qué usaremos nuestro satélite?

Principalmente, el satélite se usará para llevar servicios de telecomunicaciones a las áreas rurales más remotas del país, donde actualmente algunos bolivianos no tienen acceso a ellos. Se tendrá acceso a las telecomunicaciones, la televisión, la telefonía fija y móvil y el Internet, accediendo y logrando tener oportunidades de aprendizaje, trabajo, compras, ventas, distracciones, etc.

El objetivo es que con el satélite, los bolivianos que viven en áreas rurales (aproximadamente un tercio de la población) tengan oportunidades de desarrollo y crecimiento que antes no tenían. Se busca que dejen la situación de desventaja en la que se encuentran.

¿Cuáles son los beneficios para el país?

  • Para ejercer soberanía  en  nuestras  telecomunicaciones  sin  depender de satélites extranjeros.
  • Porque proporcionará la infraestructura de conectividad necesaria para introducir tecnología  moderna  en  las  actividades  de  los  bolivianos  en  todo  el  territorio nacional.
  • Porque  se  iniciará  una  nueva  industria  que  genere  empleos  y  riqueza  para  la economía.
  • Porque mejorará las condiciones de vida de la población, su capacidad de generar riqueza y su bienestar general.
  • Porque permitirá al estado mejorar los servicios de educación y salud en las áreas alejadas de los centros urbanos
  • Porque el mercado nacional y la proyección de su crecimiento en los próximos años, es lo suficientemente grande para sustentar un satélite propio

¿Quién fue Túpac Katari y por qué nuestro satélite lleva su nombre?

Túpac Katari es uno de nuestros héroes nacionales, y se le atribuye la famosa frase “pueden matarme a mí, pero no pueden matarnos a todos, volveré y seré millones”. Estas  palabras han quedado escritas en la historia y son frecuentemente citadas por líderes de las luchas sociales. Como el Satélite llegará a millones de bolivianos, no pudo haberse elegido un mejor nombre que el de Tupac Katari, para honrar su memoria y el amor a la libertad que sentimos por igual cambas, collas y chapacos.

El Programa Satelital Túpac Katari, es la primera misión de la Agencia Boliviana Espacial, una vez que este haya sido concluido, la agencia administrará el satélite y se encargará de planificar y ejecutar las futuras misiones espaciales del Estado Plurinacional de Bolivia.

Consultas importantes
Entrevista a Antonio Torrico
Ingeniero de Aplicaciones – Técnico de la Agencia Boliviana Espacial


¿Cuál es el trabajo de la Agencia Boliviana Espacial, respecto del satélite Túpac Katari?

La Agencia Boliviana Espacial está trabajando en proyectos con Instituciones estatales y privadas y una vez que esté arriba el satélite vamos a vender el espacio satelital. La Agencia va a vivir del ancho de banda que tiene el satélite. Como no está en el espacio todavía, estamos trabajando en ver las aplicaciones futuras.

¿En relación a lo educativo, que beneficios traerá nuestro satélite una vez que esté en órbita?

Respecto a educación, la mayor ventaja del satélite es la cobertura que tiene, que con el satélite se puede llegar a cualquier distancia. No es como el cable que es limitado, con el satélite, desde cualquier punto de Bolivia uno se puede conectar con una antena. Hay que aclarar que el satélite es un medio de comunicación y no da internet y no va a dar teleeducación por sí solo. El satélite es solo una repetidora en el espacio.

Existe un proyecto con la Empresa ENTEL y el Viceministerio de Telecomunicaciones se va a instalar en dos años 2500 telecentros. Consiste en que se va a dar a los centros educativos donde no existe ningún tipo de comunicación del país. Las gobernaciones y municipios del país ya han enviado las propuestas de las localidades que se beneficiaran con estos telecentros. Se les va a instalar una antena y un modem para dar internet a 5 computadoras por unidad educativa, junto a señales de televisión y si necesitarían telefonía más.  Todo ese equipamiento va a ser gratis que se le va a dar a la escuela o al municipio, siendo el compromiso que la Gobernación departamental pague el servicio de internet y no el equipamiento. Valga la aclaración que el servicio de internet no es gratuito, será pagado por el municipio en su caso por la Gobernación.

¿La idea es dar acceso a las telecomunicaciones a todo boliviano?

Exactamente, lo primero que se quiere lograr es el cumplimiento del artículo 20 de la Constitución Política del Estado, tomando en cuenta que todos tenemos derecho al acceso a las telecomunicaciones, así como todos tenemos derecho a la educación, al agua, a la luz.

¿Los docentes bolivianos con sus computadoras, podrán acceder al servicio de internet?

Una situación importante de mencionar es que como los a los docentes se les ha dotado de computadoras, estos podrán acceder a internet, si es que los municipios donde viven colocan el servicio de wi-fi para uso gratuito de ellos y porque no de la población en general. La idea es que la gente se apropie del internet y empiece a conocer y una vez que conozca va a exigir, viéndolo como una necesidad.

Enlaces relacionados:

Los satélites: clasificación, funciones, coberturas y usos educativos

 


educabolivia © 2013                 
Wednesday the 12th. Custom text here.