La historia latinoamericana no permite dudas respecto del nacimiento de Bolivia contando con un acceso soberano a las aguas del Pacífico. Esa historia también nos dice que Chile no siempre le dijo no a Bolivia.

 

Durante y después de la contienda bélica de 1879 en la que Bolivia perdió sus territorios y se vio enclaustrada por los oscuros intereses de ciertos personajes de la oligarquía chilena, se conocieron criterios y decisiones favoreciendo la idea de no encerrarla territorialmente salvando una histórica injusticia.

Estas declaraciones de autoridades chilenas se dieron en diferentes oportunidades entre finales del siglo 19 hasta inicios del 21. Estas concluyeron que dejar enclaustrada indefinidamente a Bolivia implicaba enfrentar un problema permanente cuyo costo no tenía sentido para el desarrollo de ambos Estados. 
 
La lógica se imponía respecto de lo injusticia que se dio con Bolivia al aislarla territorialmente. El caso de mediterraneidad boliviana es el único de la historia contemporánea en el que un Estado se independizó con una costa soberana a aguas del Océano Pacifico y luego la perdió a causa de una guerra de expansión. 
 
La historia indica que Chile expresó formal, diplomáticamente y en varias ocasiones su ofrecimiento y compromiso de trabajar para llegar a un entendimiento con Bolivia para restituirle un acceso soberano al mar para Bolivia.
 
El año 1971 Chile estudió atender el reclamo del mar
 
Entre 1970  y 1973 Chile estaba gobernado por el mandatario socialista Salvador Allende. Como presidente abrió la posibilidad de un acuerdo para que Bolivia acceda de manera soberana al océano Pacífico, tomando como referencia un trabajo del periodista  Jorge Magasich del medio francés Le Monde Diplomatic en Chile, el cual realizó una entrevista el año 1977 al intelectual chileno, exlegislador y exsecretario general del Partido Comunista Volodia Teitelboim. 
 
Teitelboim fue comisionado por Allende para que busque en La Paz las posibilidades de un acuerdo o pacto con Bolivia. En La Paz se reunió con Juan José Torres, el militar que tenía un fuerte respaldo social tras un golpe de Estado en octubre de 1970. Lamentablemente las conversaciones con Chile finalizaron por que fue depuesto, con otro Golpe Militar, por Hugo Banzer el 21 de agosto de 1971.
 
Según la entrevista señalada anteriormente, Allende mencionó en su discurso oficial de 21 de mayo de 1971, ante el congreso chileno lo siguiente: “A Bolivia nos unen sentimientos e intereses comunes. Es nuestra voluntad poner todo lo que esté de nuestra parte para normalizar nuestras relaciones”. Está confirmado que Allende buscaba regularizar las relaciones diplomáticas con Bolivia con el objetivo de solucionar la demanda de acceso al mar para los bolivianos.
 
Salvador Allende: "... Bolivia retornará soberana a las costas del Pacífico".
 
El Palacio de la Moneda en Santiago de Chile fue el lugar de encuentro entre el exmandatario socialista chileno Salvador Allende y el escritor y periodista boliviano, Néstor Taboada Terán el año 1971. En dicha entrevista Allende le manifestó a Taboada la idea de devolver territorios con acceso al mar a Bolivia sin ningún resarcimiento y con todas las garantías del caso. 
 
 
Según Taboada, esa decisión de Allende llegó a oídos de miembros del Ejército chileno, lo que habría derivado en el Golpe militar encabezado por Augusto Pinochet que puso fin a su mandato y a su propia vida, el 11 de septiembre de 1973.
 
Mario Osses, quien fue secretario General de la Juventud en la Presidencia de la República de Chile en 1970, fue testigo directo de este encuentro y corroboró que el presidente socialista Salvador Allende y el escritor boliviano Néstor Taboada Terán se reunieron en Santiago de Chile para hablar sobre una salida al mar con soberanía para Bolivia. 
 
La reunión tuvo lugar en el Palacio de La Moneda, el 12 de noviembre de 1970, afirmó Osses y llego a asegurar que la cita fue tan oficial, que tras el encuentro, Allende ordenó a su Canciller viajar a Bolivia para hablar de la salida al mar con el entonces mandatario boliviano, Juan José Torres.
 
Otros Presidentes chilenos a favor de un acuerdo con Bolivia
 
Además de Salvador Allende fueron varios los altos dignatarios chilenos que respaldaron la idea de no dejar a Bolivia indefinidamente enclaustrada, dichos jefes de Estado fueron:
 
ANÍBAL PINTO  (1876 – 1881)
Como Presidente de su país ordenó la invasión del puerto boliviano de Antofagasta, desencadenando la denominada Guerra del Pacífico.  Pese a su objetivo de hacerse  con el Litoral boliviano, admitía que Bolivia no podía quedar indefinidamente  enclaustrada. En una carta dirigida a Eusebio Lillo, el 2 de julio de 1880, manifestó: “Las bases para la paz serían por parte de Bolivia: renuncia de sus derechos en Antofagasta y litoral hasta el Loa, y en compensación cederíamos los derechos que las armas nos han dado sobre los departamentos de Tacna y Moquegua”.
 
DOMINGO SANTA MARÍA -  MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES (1879 – 1880) 
DURANTE LA ADMINISTRACIÓN PINTO (1881 – 1886)
Era consciente de que Bolivia no podía permanecer sin una salida soberana al mar y estableció una línea política en este sentido, que fue aceptada y respaldada por varios mandatarios chilenos posteriores.  En una carta dirigida a Rafael Sotomayor, el 26 de noviembre de 1879, manifestó: “No olvidemos por un instante que no podemos ahogar a Bolivia…  Privada de Antofagasta y de  todo el Litoral  que antes poseía hasta el Loa, debemos proporcionarle por alguna parte un puerto suyo, una puerta de calle, que le permita entrar al interior sin zozobra, sin pedir venia. No podemos ni debemos matar a Bolivia…”
 
Durante su gestión, Chile reconoció la imperiosa necesidad de Bolivia de contar con una salida propia al mar y en consecuencia firmó el Tratado de  Transferencia de Territorio de 18 de mayo de 1895 por el que Chile se comprometió solemnemente a entregar a Bolivia Tacna y Arica si las obtuviese o en su defecto, la caleta Vítor hasta la quebrada de Camarones u otra análoga. Ambos Estados suscribieron posteriormente una serie de Protocolos Aclaratorios y Explicativos en esta misma línea.
 
LUIS BARROS BORGOÑO MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES DE CHILE (1894 - 1895) 
DURANTE EL MANDATO DE MONTT (1891 – 1896)
Puso su rúbrica en el  Tratado de Transferencia de Territorio de 18 de mayo de 1895 cuyo preámbulo reconoció: “…de acuerdo en que una necesidad superior y el futuro desarrollo y prosperidad comercial de Bolivia requieren su libre y natural acceso al mar, han determinado ajustar el Tratado especial sobre transferencia de territorio… ” 
 
JUAN LUIS SANFUENTES (1915 – 1920)
Durante su gestión, la República de Chile tuvo la intención de resolver el enclaustramiento de Bolivia. En ese sentido, su gobierno propuso iniciar negociaciones destinadas a otorgar a Bolivia una salida propia al mar. Esta propuesta fue plasmada en el Acta Protocolizada de 1920 suscrita entre los representantes de Chile y de Bolivia.
 
EMILIO BELLO CODECIDO MINISTRO PLENIPOTENCIARIO DE CHILE EN LA PAZ (1920)
DURANTE EL GOBIERNO DE SANFUENTES (1915 - 1920)
Fue encargado de suscribir en 1920, a nombre de su Gobierno, el Acta Protocolizada de ese año expresando la voluntad de su país de otorgar a Bolivia una salida propia al Mar, en los siguientes términos: “IV … Chile está dispuesto a procurar que Bolivia adquiera una salida propia al mar, cediéndole una parte importante de esa zona al norte de Arica y de la línea del ferrocarril que se halla dentro de los territorios sometidos al plebiscito estipulado en el Tratado de Ancón…” (Acta Protocolizada de 10 de enero de 1920).
 
Expresó públicamente en varias  oportunidades  la disposición de Chile de buscar fórmulas de solución al enclaustramiento boliviano en forma directa. En 1922 afirmó ante su Congreso que Bolivia podía tener la convicción de que encontraría en Chile ese cordial deseo. En respuesta a una entrevista manifestó: “Sí, señor. En caso de que el fallo arbitral que naturalmente se inspirará en la justicia y en el derecho, lo permita, es mi resolución considerar generosamente las aspiraciones de Bolivia, en la forma y en los términos clara y frecuentemente planificados…” (Declaraciones de Alessandri recogidas en El Mercurio, 4 de abril de 1923).
 
LUIS IZQUIERDO MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES (1922 - 1923)
DURANTE EL MANDATO DE ARTURO ALESSANDRI PALMA (1920 – 1924)
Suscribió dos notas en 1923 según las cuales Chile podría, de acuerdo a ofrecimientos previos, celebrar un nuevo pacto con Bolivia que resuelva su enclaustramiento, sin modificar el Tratado de 1904 ni interrumpir su continuidad territorial.
 
EMILIANO FIGUEROA LARRAÍN (1925 – 1927)
Durante su Gobierno se llevó a cabo el proceso de mediación norteamericano a cargo del Secretario de Estado Frank B. Kellogg respecto a la posesión de los territorios de Tacna y Arica. En este marco, su Gobierno realizó y aceptó varias propuestas de solución que incluían una salida soberana al mar para Bolivia a través de una parte del departamento de Arica.
 
BELTRÁN MATHIEU MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES (1925 - 1926)
DURANTE EL GOBIERNO DE FIGUEROA LARRAÍN (1925 – 1927)
Ante la declaratoria de impracticabilidad del plebiscito sobre Tacna y Arica definido por el Tratado de Ancón de 1883, emitida por parte de la comisión plebiscitaria norteamericana, el canciller Mathieu hizo llegar una circular a todas sus misiones en el exterior expresando la posición de su país al respecto y en la que se afirmó que Chile aceptaba ceder a Bolivia una parte importante de Arica.
 
JORGE MATTE MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES (1926 - 1927)
DURANTE EL MANDATO DE FIGUEROA LARRAÍN (1925 – 1927)
En respuesta a la propuesta del Secretario de Estado Frank B. Kellogg, afirmó en 1926 que Chile estaba dispuesto a conceder a Bolivia un puerto y corredor soberanos en el Pacífico una vez que se solucionara la situación de Tacna y Arica. Esta última quedó bajo soberanía chilena en 1929 y Chile no cumplió con lo expresado previamente. 
 
HORACIO WALKER LARRAÍN - MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES (1950 - 1951) 
DURANTE EL MANDATO DE GONZÁLEZ VIDELA (1946 – 1952)
Firmó la nota chilena de 20 de junio de 1950 por la que Chile reconoció y validó todos los ofrecimientos y compromisos previos y de la cual emergió el compromiso chileno en los siguiente términos: “…mi Gobierno será consecuente con esa posición y que, animado de un espíritu de fraternal amistad hacia Bolivia, está llano a entrar formalmente en una negociación directa destinada a buscar la fórmula que pueda hacer posible dar a Bolivia una salida propia y soberana al Océano Pacífico…”
 
MANUEL TRUCCO - EMBAJADOR DE CHILE EN LA PAZ (1961)
DURANTE EL GOBIERNO DE JORGE ALESSANDRI (1958 – 1964)
El encargado de entregar al Gobierno boliviano el Memorándum de 1961 fue el Embajador de Chile en La Paz, Manuel Trucco. De esta manera, su Gobierno actualizó y ratificó el acuerdo alcanzado mediante las notas de 1 y 20 de junio de 1950. Dicho memorándum estableció que: “Chile ha estado siempre llano, junto con resguardar la situación de derecho establecida en el Tratado de Paz de 1904, a estudiar, en gestiones directas con Bolivia, la posibilidad de satisfacer las aspiraciones de ésta y los intereses de Chile…” (Memorándum de 10 de julio de 1961).
 
AUGUSTO PINOCHET (1973 – 1990)
Suscribió la Declaración Conjunta de Charaña de 8 de febrero de 1975 que reconoció como problema vital la situación de mediterraneidad que afecta a Bolivia. En consecuencia, acordó ingresar en negociaciones destinadas a buscar fórmulas de solución al enclaustramiento boliviano. Su Gobierno se adhirió a la Declaración de la OEA de 6 de agosto de 1975 y acordó con Bolivia los términos de la Resolución 686 de 1983. En 1987, participó en las negociaciones del denominado “Enfoque Fresco”, tras el cual declinó dar solución al problema marítimo de Bolivia.
 
PATRICIO CARVAJAL - MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES DE CHILE (1974 - 1978)
DURANTE EL GOBIERNO DE AUGUSTO PINOCHET  (1973 – 1990)
Mediante nota de 19 diciembre de 1975, aceptó negociar con Bolivia la cesión de una franja territorial al norte de Arica. A su vez se comprometió a seguir negociando el acceso soberano de Bolivia al mar mediante una declaración conjunta firmada el 10 de junio de 1977.     
 
Suscribió la Declaración Conjunta de Charaña de 8 de febrero de 1975 que reconoció como problema vital la situación de mediterraneidad que afecta a Bolivia. En consecuencia, acordó ingresar en negociaciones destinadas a buscar fórmulas de solución al enclaustramiento boliviano. Su Gobierno se adhirió a la Declaración de la OEA de 6 de agosto de 1975 y acordó con Bolivia los términos de la Resolución 686 de 1983. En 1987, participó en las negociaciones del denominado “Enfoque Fresco”, tras el cual declinó dar solución al problema marítimo de Bolivia.
 
MIGUEL SCHWEITZER MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES DE CHILE 
DURANTE EL GOBIERNO DE PINOCHET (1983)
En 1983 apoyó la aprobación de la Resolución 686 de la OEA a nombre de Chile, que instó a ambos países a iniciar un proceso de acercamiento que haga posible dar a Bolivia una salida soberana al Océano Pacífico. Participó en la negociación y aprobación de la mencionada Resolución.
 
"Ambos mandatarios, con ese espíritu de mutua comprensión y ánimo constructivo, han resuelto se continúe el diálogo a diversos niveles, para buscar fórmulas de solución a los asuntos vitales que ambos países confrontan, como el relativo a la situación de mediterraneidad que afecta a Bolivia, dentro de recíprocas conveniencias y atendiendo a las aspiraciones de los pueblos Boliviano y Chileno". - Declaración Conjunta de Charaña entre Bolivia y Chile de 8 de febrero de 1975
 
Fueron varios los dignatarios, autoridades y representantes de Chile que entendieron que Bolivia debía recuperar una salida soberana al Océano Pacífico y empeñaron la fe de su país en un compromiso de llegar a un acuerdo con Bolivia para solucionar su forzado enclaustramiento. Pese a ello, hasta la actualidad no ha sido posible viabilizar dicho compromiso y materializar la solución al problema que Chile entendió como fundamental para el futuro de Bolivia.

 

Enlaces relacionados:

 
Fuente:

 Descargar documento en PDF

 

Entre 1970  y 1973 Chile estaba gobernado por el mandatario socialista Salvador Allende. Como presidente abrió la posibilidad de un acuerdo para que Bolivia acceda de manera soberana al océano Pacífico, tomando como referencia un trabajo del periodista  Jorge Magasich del medio francés Le Monde Diplomatic en Chile, el cual realizó una entrevista el año 1977 al intelectual chileno, exlegislador y exsecretario general del Partido Comunista Volodia Teitelboim (foto).

 

Mario Osses (centro), quien fue secretario General de la Juventud en la Presidencia de la República de Chile en 1970, fue testigo directo del encuentro entre el presidente socialista Salvador Allende y el escritor boliviano Néstor Taboada Terán quienes se reunieron en Santiago de Chile para hablar sobre una salida al mar con soberanía para Bolivia.


Augusto Pinochet y Hugo Banzer suscribieron la Declaración Conjunta de Charaña el año 1975 que reconoció como problema vital la situación de mediterraneidad que afecta a Bolivia. En consecuencia, acordó ingresar en negociaciones destinadas a buscar fórmulas de solución al enclaustramiento boliviano. 


educabolivia © 2013                 
Wednesday the 12th. Custom text here.