• Mar para Bolivia
  • Educabolivia
  • Agua

Ante la falta de avances y la posición de Chile, que afirma que entre ambos países no existen asuntos pendientes y que nuestro país no tiene ninguna base jurídica para obligar a Chile a negociar un acceso soberano al Pacífico, Bolivia formalizó en el 2013 una demanda ante La Haya para obligar a Chile negociar una salida soberana al mar.

 

Respecto a los antecedentes históricos, la disputa entre Bolivia y Chile tiene una larga historia de encuentros y desencuentros. Uno de los hitos más importantes en este camino fue el que se originó el 14 de febrero de 1879 cuando se produjo la invasión chilena al entonces puerto boliviano de Antofagasta, dando paso al inicio de la Guerra del Pacífico.

Este conflicto, que involucró a 3 naciones, Bolivia, Perú y Chile, cuyo detonante fue la explotación de nitratos, terminó con los territorios bolivianos del Departamento del Litoral  y las provincias peruanas de Tarapacá y Arica en manos de Chile.

Las relaciones entre este último y Perú fueron restablecidas inmediatamente por el Tratado de Paz suscrito en Ancón el 20 de octubre de 1883, en virtud del cual ambos países acordaron que Tarapacá y Arica quedarían bajo control chileno durante diez años y que, expirado este plazo, un plebiscito decidiría la pertenencia definitiva de esos territorios a uno u otro Estado.

Sin embargo, en el caso de Bolivia y Chile no ocurrió lo mismo, ya que estas naciones no firmaron la paz definitiva sino que sólo suscribieron un Pacto de Tregua en 1884 que ponía fin a las hostilidades, pero dejaba los territorios bolivianos del Departamento del Litoral ocupados por las fuerzas chilenas.

Posteriormente,  el 20 de octubre de 1904. Bolivia y Chile suscribieron un Tratado de Paz, por el cual el primero entregaba al segundo su litoral a perpetuidad y este a cambio adquiría una serie de obligaciones para compensar al primero, entre las que sobresale la construcción de un ferrocarril que uniera Arica y La Paz, la entrega de 300.000 libras esterlinas o el reconocimiento de libre tránsito boliviano por territorio y puertos chilenos.

De este modo, Bolivia perdía 400 kilómetros de costa y 120.000 km2 de superficie y se convertía en un país sin salida al mar. Sin embargo, a diferencia de otras pérdidas territoriales que tuvo con otros países limítrofes como Brasil y Paraguay, la perdida de la única franja de tierra que lo vinculaba al mar sí tuvo efectos en el imaginario boliviano, pues, pese al acuerdo, el país andino –amazónico  no cejó en su empeño de encontrar un arreglo que le permitiera recuperar una salida soberana al mar.

Desde el Tratado de 1904 Chile y Bolivia han tenido acercamientos en distintas instancias. En 1950 los gobiernos de ambas naciones intercambiaron notas diplomáticas planteándose la posibilidad de iniciar un proceso de negociación sobre un corredor al norte del puerto de Arica.

En 1957 Chile entregó en concesión de uso a Bolivia dos terrenos en Arica y una franja de 150 kilómetros de largo para la cañería que va desde Arica a la frontera, sumando más 150 hectáreas de superficie destinadas a la operación y  transferencia de hidrocarburos.

En 1962 las relaciones diplomáticas entre los países se rompen, luego de que Chile arbitrariamente desvía el caudal de las aguas internacionales del río Lauca.

Casi 10 años después, en 1975 Augusto Pinochet y Hugo Banzer- ambos en regímenes considerados como dictatoriales- simbolizan el inicio de las negociaciones formales con el llamado “abrazo de Charaña”. Contacto que dura tres años, hasta 1979 cuando un golpe de estado interrumpe la realidad boliviana. Como consecuencia se congelan las relaciones diplomáticas.

Tras varios años, el año 2006 los presidentes Evo Morales y Michelle Bachelet establecen una agenda de 13 puntos para abordar el tema marítimo.

Pero la tensión se incrementaría cuando en 2008 la Carta Magna de Bolivia estipula la llamada “Reivindicación Marítima”. Así en el artículo 267 de la constitución se indica que  "El Estado boliviano declara su derecho irrenunciable e imprescriptible sobre el territorio que le dé acceso al océano Pacífico y su espacio marítimo".

Ante la falta de avances y el cambio de posición de Chile, que permanentemente niega sus compromisos previos y afirma que entre ambos países no existen asuntos pendientes y que Bolivia no tiene ninguna base jurídica para obligar a Chile a negociar un acceso soberano al Pacífico, Bolivia decide recurrir a la Corte Internacional de Justicia de La Haya y presentar una demanda para exigir a Chile la negociación de una salida soberana al mar.

Qué es la Corte Internacional de Justicia (CIJ)

Es el principal órgano judicial de las Naciones Unidas creada en 1946,  y su sede se encuentra en La Haya, ciudad ubicada en el noroeste de Holanda. Se encarga de resolver controversias jurídicas planteadas por los países miembros y sus fallos son concluyentes.
 
Este organismo está integrada por quince jueces elegidos por la Asamblea General y el Concejo de Seguridad y su mandato dura 9 años con posibilidad de reelección. Se procura que estén representados en la Corte los principales sistemas jurídicos del mundo; no puede haber dos magistrados del mismo país.

La Corte tiene un papel doble. El primero es arreglar, de conformidad con el Derecho Internacional, las disputas legales sometidas ante ella por parte de los Estados. El segundo es dar opiniones consultivas sobre cuestiones legales que le son referidas por órganos y agencias especializadas autorizados de Naciones Unidas.

Desde su establecimiento en 1946, la Corte ha tratado 152 casos que los Estados le han sometido, y las organizaciones le han solicitado 26 opiniones consultivas. Los casos han tratado disputas internacionales relacionadas con derechos económicos, derechos de paso, la proscripción del uso de la fuerza, relaciones diplomáticas, toma de rehenes, derecho de asilo y nacionalidad

Bolivia y su demanda marítima en la Haya.

El 24 de abril de 2013, el gobierno de Bolivia a la cabeza del presidente Evo Morales,  presenta formalmente ante la Corte Internacional de Justicia la demanda para solicitar a Chile la negociación de una salida soberana al mar.

En respuesta a la demanda boliviana, Chile interpuso el 15 de julio de 2014, una excepción preliminar a la competencia de la corte, a fin de evitar que dicho tribunal conozca el fondo  del caso boliviano, intentando así eludir el cumplimiento de su obligación de negociar un acceso soberano al pacífico.

En abril de 2014, Bolivia presentó a la Corte el alegato escrito denominado memoria, que contiene la explicación detallada de los argumentos fácticos y jurídicos sobre los que se sustenta su demanda. La demanda boliviana afirma que Chile se ha comprometido, a través de acuerdos y actos unilaterales, a negociar un acceso soberano al mar para Bolivia.  Este documento de 30 páginas fue elaborado por el equipo jurídico de DIREMAR  y los abogados extranjeros que forman parte del equipo boliviano, bajo la dirección jurídica del Agente de Bolivia ante la CIJ, el embajador Eduardo Rodriguez Veltzé y el Consejo de Reivindicación Marítima, a la cabeza del presidente Evo Morales Ayma.

Chile cuestionó la competencia del tribunal. Posteriormente del 4 al 8 de mayo de 2015, se llevaron a cabo los alegatos orales de la defensa de los dos países, en el Palacio de la Paz, sede del Tribunal de la Haya y cuatro meses después los jueces de la Corte emitieron su fallo que fue leído en presencia de las delegaciones de Bolivia y chile el 24 de septiembre de 2015. En él, la Corte desestimó por completo la excepción preliminar de incompetencia presentada por Chile, declarándose absolutamente competente para conocer el fondo de la demanda boliviana por catorce votos contra dos.

La demanda boliviana está plenamente sustentada en tratados internacionales y actos unilaterales, que conforme al derecho internacional generan obligaciones jurídicamente exigibles. Una demanda ante un tribunal internacional no puede, bajo ninguna circunstancia, ser considerada como un acto inamistoso u hostil entre Estados. El arreglo judicial constituye uno de los principales y más efectivos mecanismos de solución pacífica de controversias previstos por el derecho internacional. Ante el agotamiento del diálogo entre Bolivia y Chile, así como la afirmación chilena de que no existen temas pendientes entre ambos países, Bolivia, haciendo uso de los mecanismos que brinda el derecho internacional.

Por las razones expuestas, Bolivia le pide a la Corte Internacional de Justicia, que juzgue y declare que: a. Chile tiene la obligación de negociar con Bolivia con el fin de alcanzar un acuerdo que otorgue a Bolivia un acceso plenamente soberano al océano Pacífico. b. Chile ha incumplido dicha obligación. c. Chile debe cumplir dicha obligación de buena fe, pronta y formalmente, en un plazo razonable y de manera efectiva, a fin de otorgar a Bolivia un acceso plenamente soberano al océano Pacífico.

Chile, contrariando sus compromisos previos, niega que entre ambos países existan asuntos pendientes y afirma que Bolivia no tiene ninguna base jurídica para obligar a Chile a negociar un acceso soberano al Pacífico.

Bolivia pide dos cosas a los jueces internacionales: que le reconozcan su derecho de acceso al mar, y que obliguen a Chile a negociar de buena fe un acuerdo pronto y efectivo para lograrlo. 

Cronograma de una demanda anunciada

  • 2011. El presidente Evo Morales, anunció el 23 de marzo, la decisión de acudir ante tribunales internacionales para resolver el forzado enclaustramiento marítimo de Bolivia.
  • 2011. El 5 de abril, el Gobierno boliviano crea el Consejo Nacional de Reivindicación Marítima - DIREMAR
  • 2013. El 3 de abril, el ex presidente Eduardo Rodríguez Veltzé es designado como Agente de Bolivia ante tribunales internacionales.
  • 2013. El 24 de abril, Bolivia presenta su demanda en contra de Chile ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya
  • 2014. El 15 de abril, Bolivia presenta su Memoria ante la Corte Internacional de Justicia
  • 2014. EL 7 de julio, Chile objeta la competencia de la Haya para juzgar la demanda marítima de Bolivia
  • 2015. El 24 de septiembre, la Corte decidió por 14 votos contra 2 que si es competente para analizar el diferendo marítimo
  • 2017. La CIJ fijó para el 21 de marzo la presentación de la réplica de Bolivia. El 21 de septiembre Chile presentará su dúplica
  • 2018. Inicio de la fase de defensa oral. Bolivia y Chile comparecerán ante el Tribunal de la CIJ us.

Respecto a los antecedentes históricos, la disputa tiene una larga historia de encuentros y desencuentros entre ambas naciones. Uno de los hitos más importantes en este camino fue el que se originó el 14 de febrero de 1879 cuando se produjo la invasión chilena al entonces puerto boliviano de Antofagasta, dando paso al inicio de la Guerra del Pacífico.


La Corte Internacional de Justicia es el principal órgano judicial de las Naciones Unidas creada en 1946,  y su sede se encuentra en La Haya, ciudad ubicada en el noroeste de Holanda. Se encarga de resolver controversias jurídicas planteadas por los países miembros y sus fallos son concluyentesto.


"Siempre hay una base de justicia cuando hay cambio de límites territoriales y sobre todo después de una guerra. Entonces hay una revisión continua, una revisión de eso. Yo diría que no es injusto plantearse una cosa de ese tipo, ese anhelo”, respondió el Papa cuando fue consultado sobre la demanda marítima boliviana, ahora en consideración de la Corte Internacional de Justicia (CIJ)


educabolivia © 2013                 
Friday the 24th. Custom text here.