Los accidentes ocurren y no siempre podemos prevenirlos, pero una buena educación vial por parte de toda la población hará que cada persona sepa lo que tiene que hacer en cada situación relacionada al tráfico. A continuación una nota que nos hace reflexionar acerca de la importancia de tomar en cuenta la educación y la seguridad vial en nuestro país.

 

Se considera a la educación vial como un proceso educativo integral y permanente, que promueve el aprendizaje y cumplimiento de normas y reglamentos en materia vial y tiene el objetivo formar a las personas para el uso adecuado, responsable y solidario del espacio público. En consecuencia es pertinente desarrollar acciones educativas sistemáticas que promuevan e impulsen una cultura vial a partir del sistema educativo, que apunte a mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.

 
La educación vial, que enmarca conceptos de sensibilización ante una problemática social, permanente de concienciación del ciudadano comprometido con la preservación de la vida y de la calidad de vida es, sin dudas, un contenido transversal ineludible de ahí que la escuela se constituye en un ámbito ideal para desarrollar acciones orientadas a la creación de hábitos y actitudes tendientes a la seguridad del ciudadano; no olvidemos que los niños son los peatones, conductores y pasajeros del mañana.
 
En la prevención de accidentes de tránsito se debe incorporar otro elemento que es la Seguridad vial. En nuestro país no se han asumido medidas tendientes a mejorar esta temática, ya que la situación de riesgo de los ciudadanos que día a día transitan por las avenidas, calles y carreteras, sin estar conscientes de las responsabilidades y derechos que tienen como usuarios de este espacio público.
 
La falta de  educación y seguridad vial no llega a ser comprendida como una necesidad; este artículo, te brindará información para comprender el rol de cada uno de nosotros dentro de este escenario de convivencia con conductores, peatones y demás elementos del sistema vial.
 
¿Qué es la seguridad y educación vial? ¿Hay diferencias?
 
Ambas son palabras con diferentes contenidos, pero con un solo objetivo: Prevenir accidentes en el tránsito vehicular y peatonal.
 
Seguridad vial
 
La seguridad vial es aquella que bebe emprenderse por peatones y conductores del transporte público/pesado y particular, de manera que ejerzan de forma activa y adecuada sus responsabilidades y derechos en situaciones normales para prevenir la causante de cualquier accidente poniendo en riesgo la vida de los involucrados.
 
Educación vial.
 
Existen programas, cursos y talleres de capacitación para que de forma conjunta se promueva conocimientos, hábitos y actitudes en relación con normas, reglas y señales que regulan la circulación teniendo como contenido:
  • La cortesía y precaución en la conducción de vehículos.
  • El respeto al agente de vialidad.
  • La protección a los peatones, personas con discapacidad y ciclistas.
  • La prevención de accidentes.
  • El uso racional del automóvil particular.
Para tomar en cuenta, la jerarquía prioritaria en los usos del espacio público para los diversos modos de desplazamiento es:
  • Peatones.
  • Ciclistas.
  • Usuarios y prestadores del servicio de transporte de pasajeros masivo, colectivo o individual.
  • Usuarios de transporte particular automotor.
  • Usuarios y prestadores del servicio de transporte de carga.
Esto quiere decir, que en una situación de conflicto entre actores del sistema vial, los peatones se consideran más vulnerables que el siguiente grupo, por lo que tienen más “razón” al momento de designar responsables en un accidente.
 
Tomando como referencia la prioridad jerárquica a los peatones veremos las responsabilidades y obligaciones diarias que tienen al transitar por las calles:
 
Responsabilidades:
  • Utilizar los puentes, pasos peatonales u otra infraestructura para cruzar la vía pública, sin invadir la calzada. En caso de que no haya este tipo de infraestructura el peatón debe transitar lo más próximo a las casas.
  • Las vías primarias y secundarias deben ser cruzadas por las esquinas o zonas marcadas.
  • Acatar las indicaciones de los agentes de seguridad vial (oficiales de tránsito) y señales de tránsito.
  • Estar atento al ingreso y salida de vehículos en los garajes de estacionamiento.
  • Ayudar a las personas necesitadas como ser: niños, ancianos, y personas con capacidades diferentes.
  • Respetar el semáforo.
Derechos de preferencia sobre el tránsito vehicular:
  • Cruzar de forma tranquila la calle cuando un vehículo está virando para ingresar o salir.
  • Cuando haya concluido el tiempo de espera  del semáforo para poder cruzar.
  • A transitar por los pasos de cebras sin interrupción vehicular.
¿En Bolivia existe educación vial para la seguridad vial?
 
Efectivamente; organismos, instituciones en coordinación con el Organismo Operativo de Tránsito de cada ciudad de nuestro país emprenden campañas con brigadas voluntarias para la formación vial, un ejemplo de estas actividades son realizadas por la Cruz Roja bajo 5 temas objetivos:
  • Uso de cascos para motocicletas.
  • Uso del cinturón de seguridad.
  • Efectos del alcohol al conducir en estado de ebriedad.
  • Uso indebido del celular.
  • Exceso de velocidad al conducir.
También es cierto que en nuestro país quedan muchas tareas pendientes respecto a esta temática, no es suficiente que las personas conozcan las normas que regulan el tránsito, ni que cumplan las normas por mera obediencia a la autoridad o temor a ser sancionados; el objetivo final de cada individuo  debe ser, además,  conocer y respetar las normas, ser responsables en la conducción de un vehículo, ser conscientes de que esas normas existen y son necesarias para regular la convivencia social en el espacio público, que tienen un fundamento, un sentido y son resultado de un determinado consenso, logrado en un tiempo y para un espacio determinados.
 
El respeto a la normativa vial y la responsabilidad en el tránsito contribuirán de manera directa a convivir en un ambiente de paz y tranquilidad.
 

Se considera Educación vial como un proceso educativo integral y permanente, que promueve el aprendizaje y cumplimiento de normas y reglamentos en materia vial y tiene el objetivo formar a las personas para el uso adecuado, responsable y solidario del espacio públicooto.

 


Existen programas, cursos y talleres de capacitación para que de forma conjunta se promueva conocimientos, hábitos y actitudes en relación con normas, reglas y señales que regulan la circulación...

 


El objetivo final de cada individuo  debe ser, además,  conocer y respetar las normas, ser responsables en la conducción de un vehículo, ser conscientes de que esas normas existen y son necesarias para regular la convivencia social en el espacio público, que tienen un fundamento, un sentido y son resultado de un determinado consenso, logrado en un tiempo y para un espacio determinados.

 

 

educabolivia © 2013                 
Saturday the 19th. Custom text here.